fbpx

El retargeting es un recurso utilizado en marketing y publicidad digital que genera, mediante un proceso denominado embudo de conversión, el aumento de la fidelidad de los clientes respecto a una marca (y mayores ventas, claro).

¿Para qué sirve el Retargeting?

También conocido como remarketing, es una táctica de marketing digital basada en volver a generar un impacto o contacto con un usuario que ya haya tenido una interacción previa con la marca o producto. Esto significa que vamos a buscar a alguien que ya nos conoce, ahorrando los primeros pasos. Mediante estas campañas se realiza un impacto de manera consecutiva, repitiendo la estimulación al usuario para hacer avanzar la fidelización y el proceso de venta. El usuario puede haber entrado a nuestro sitio web, así como a algún correo electrónico que le hayamos enviado en una campaña de e-mail marketing, pudo llenar un formulario, haber interactuado en redes sociales… las posibilidades son infinitas. El punto es que desde ese momento se puede comenzar con una acción de marketing de este tipo para conseguir retener a nuestro cliente potencial y hacerlo avanzar por el embudo hasta que se genere la conversión, es decir, la venta o el cumplimiento del objetivo que se haya planteado.

Cómo se realiza una estrategia de Retargeting

El impacto del retargeting puede lograrse a través de de diferentes metodologías. Por supuesto, cada paso siempre debe estar planificado con anticipación para poder hacer una lectura correcta a medida que las cosas fluyen. Es muy importante para corregir errores después y también en el durante.

  • Email Marketing: Si algún usuario dejó una interacción en nuestro sitio sin finalizar (por ejemplo, dejó algunos productos en el carrito de compras), se podrá gestionar una campaña de envío de correo electrónico a su cuenta, sugiriendo posibles productos en base a la interacción previa, recordándole el pendiente, ofreciéndole un descuento, etcétera. Esto lo podemos ver constantemente en plataformas como MercadoLibre o Wish, que te envían un un correo electrónico o notificaciones en las respectivas apps para «sutilmente» apurar o insistir sobre tu decisión de compra.
  • Ads en redes sociales: La mayoría de las redes sociales poseen una interfaz dedicada a la publicidad, así como a la interacción de los usuarios con dicha red. De esta manera se pueden utilizar datos ya establecidos sobre los usuarios, dirigiendo exclusivamente a ellos los anuncios. Esto se apoya mucho en una segmentación adecuada del público objetivo y se combina, por supuesto, con el conocido marketing de contenidos.
  • Publicidad de display: Mediante el uso de banners en nuestra web, logramos que el usuario visualice otro contenido relacionado a nosotros y nuestra marca. Si el usuario ya ha ingresado previamente, dichos banners serán personalizados en función de su ingreso anterior a la página.

Para que el último recurso mencionado funcione como se espera, es absolutamente necesario contar con una configuración de cookies y listas actualizadas. Básicamente, explicado en criollo, significa que deben aplicarse unos archivos en la web que almacenan datos relevantes sobre la navegación en el sitio (datos como permanencia, zona de clics, página más visitada, entre otros). Más adelante, esa información se puede emplear, por ejemplo, para mostrar diferentes banners a un grupo (el que aún no compró nada) y a otro (clientes ya realizados). Esto hace que la experiencia del usuario sea más beneficiosa para ambas partes. Punto para las cookies. Con respecto a las listas, las bases de datos siempre deben prever actualizaciones para no enviar el contenido de manera repetida, haciendo que se alimente una imagen negativa de nuestra marca y se nos marque como spam.

Ventajas del retargeting

  • Mediante esta estrategia se logra un branding específico, pudiendo profundizar el conocimiento que tiene el usuario sobre nuestro producto y marca una vez que ha pasado su primera interacción o, como algunos le llaman, «ha cruzado la línea de fuego».
  • Ofrece una segmentación de grandes posibilidades, lo que nos permite dar direccionamiento inteligente a la publicidad y anuncios en función del comportamiento específico del consumidor. Optimización pura de los recursos.
  • Refuerzo en la conversión y fidelización del usuario, ya que se realiza un impacto de forma continua y repetida durante su visita a nuestro sitio.
  • Permite tener un valor de ROI muy alto. El ROI o retorno de la inversión simboliza el rendimiento que ha tenido una campaña, que en este caso puede ser más alto, porque su especificidad le permite una acción más efectiva sobre los usuarios. Quizás se llega a menos gente, sí, pero esta gente acciona mucho. Otra vez queda sobre la mesa la cuestión de calidad versus cantidad. Esa decisión es tuya.

Consejos para una campaña de retargeting efectiva

Si todavía no contás con el presupuesto suficiente para encargar a un profesional esta tarea, quizás algunos de estos tips puede serte de ayuda en tu emprendimiento. Sin embargo, tené en cuenta que a mayor cantidad de público, también va a ser más grande la dificultad y más alto el desafío. Tenelo en cuenta para no desatar por accidente una crisis de comunicación en tu marca.

  • Crear audiencias / Segmentar: Se pueden generar diversos tipos de audiencia dependiendo de las clases de usuarios a las que deseás dirigirte. Es por eso que no se recomienda el uso de mensajes o campañas genéricas, ya que disminuye el retargeting. En cambio, se debe utilizar la información adquirida de la primera experiencia de nuestros usuarios para segmentar según intereses, comportamiento, búsquedas en el sitio o lo que mejor se adecue en ese momento. A mayor segmentación, generalmente mayor engagement.
  • Configuración de la Landing Page óptima para la conversión: Mediante esta estrategia se aumenta la probabilidad de generar conversiones. En la configuración de anuncios de retargeting se debe contemplar el público al que se destina dicha acción. Además, se reduce el nivel de fricción en la conversión: Una persona que se sienta “cómoda” e interesada en nuestra web tendrá un proceso de conversión orgánico e imperceptible para ella. En este punto toma protagonismo el concepto de sitio web diseñado para ser práctico, responsive e intuitivo. Aunque suene fácil, muchas veces lograrlo no lo es. Tené presente que a veces producimos la fuga de clientes potenciales por una mala ubicación de un simple botón. No lo subestimes.
  • Actualización de anuncios y publicidad: Haciéndolo garantizás un mayor nivel de atención en la audiencia que accede regularmente. También mediante esta acción se puede promover la venta de un producto específico con el que contemos, el acceso a descuentos en un periodo de tiempo limitado, dar a conocer lanzamientos y más.

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS