fbpx

En los últimos tiempos (y más aún acentuado con la pandemia), el ecommerce, más conocido como “tiendas virtuales”, se transformó en una opción muy utilizada por las marcas y productos, independientemente de su tamaño y llegada. Muchas empresas y servicios han migrado hacia este tipo de venta, dando el conocido “salto digital”, por lo simple que resulta y por la cercanía que tenés con el público, además de que permite lograr una expansión en todo sentido: Si hoy no estás en internet, para todo un público potencial directamente no existís. Ahora bien, pasemos a ver cómo crear una tienda virtual para que des tus primeros pasos en el ecommerce.

Crear un ecommerce

Si tu empresa o servicio aún no está creada, es necesario que dediques algo de tiempo para pensar en qué sector te gustaría incursionar, para resolver qué vas a vender a través del ecommerce. En el caso de que ya tengas un servicio o producto para ofrecer, el paso siguiente es elegir cuál tipo de ecommerce es el adecuado de acuerdo a tus propias características y a las de tu público objetivo.

Quiero hacer hincapié en que no es necesario contar con una gran estructura productiva o empresarial para poder dar forma a tu primera tienda virtual. Claro, no tendrá las mismas prestaciones ni exigencias que el sito oficial de una gran cadena de hipermercados, por ejemplo, pero tampoco es que te vas a quedar atrás en lo que refiere a modo, interfaz, experiencia del usuario y la tan importante pasarela de pagos. Hoy en día la integración que se puede hacer de todos estos elementos no es imposible para alguien que ya se encuentra familiarizado con ciertos conceptos y herramientas digitales.

Hay diferentes opciones como Mercado Shops, Wix, WordPress o TiendaNube, entre otros, y lo ideal es que puedas discernir cuál se adapta mejor al servicio y/o producto que ofrecés. Primero, tenés que obtener tu dominio, como cualquier otra web ¿Y qué es el dominio? No es más que el www.elnombredetumarca.com. Recordá que tiene que ser algún nombre que sea fácil de asimilar y recordar, pero que al mismo tiempo sea totalmente identificable. Luego, es preciso elegir un tipo de sistema de ecommerce. Para esto, hay muchas plataformas, como ya te mencioné, que se pueden utilizar para crear la tienda online con el catálogo y el tan famoso carrito de compras. Te detallo a continuación cuáles son los más utilizados y cuáles son sus ventajas y desventajas…

Shopify

Si no tenés muchos conocimientos y tenés poco tiempo para invertir en apredizaje sobre el ecommerce, este tipo de plataforma es para vos. Es totalmente personalizable y permite administrar diversos canales de ventas a través de un único portal. También es una plataforma elegida si tenés un producto físico o comercio local que necesita estar en una vidriera online, sin ahondar mucho más.

Eso sí, como puntos negativos, no quieras en esta plataforma ofrecer un producto que ya ofrecen otros porque si buscás que esto sea innovador y original, esta no es la opción más acertada. Tampoco lo es si pensás desarrollar el posicionamiento SEO en tu tienda, algo más que importante si salís a competir. Cabe destacar que los diseños (plantillas) para la tienda son bastante básicos y cualquier usuario que ya haya realizado compras de esta manera lo notará.

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS

Wix

El área de ecommerce de Wix ofrece la posibilidad de crear tu tienda online, impulsar tus ventas y darle una buena visibilidad online. Podés elegir entre más de 500 plantillas para diseñar la tienda, construir tu marca y vender tus productos en todas partes. Esto sin dudas es una gran ventaja, sobre todo a la hora de expandir tu negocio. No por nada son miles los emprendedores que eligen esta plataforma por su facilidad de uso y porque día a día, nobleza obliga, Wix ha ido incoporando actualizaciones y mejoras que lo convierten en una buena opción.

La desventaja principal de Wix es que sus servidores son un poco lentos, lo que significa que tu web probablemente se cargue con pesadez de vez en cuando, detalle que suele incentivar la fuga de clientes.

MercadoShops

Esta es la plataforma de ecommerce de Mercado Libre, algo que desde el principio suele brindar sensación de confianza en clientes y vendedores. Ya sabés lo que dicen: Hazte la fama… Entre las ventajas, puedo decir que podés activarla sin costo alguno, tampoco tiene costos de mantenimiento (sí por transacción), está integrada a Mercado Envíos y podés gestionar tu tienda online de una manera muy simple y libre. Al ser una plataforma muy intuitiva, va ofreciéndote todas las posibilidades para potenciar tus ventas y personalizar la tienda a tu gusto. MercadoShops además te ofrece la posibilidad de tener tu propio dominio, es decir, poner el nombre de tu marca en la dirección web para que tu público pueda encontrarlo mucho más rápido.

La desventaja más notoria es que, conforme crezca la tienda virtual, el costo se irá encareciendo a tal punto que, quizás, decidas trasladarte a otra plataforma.

TiendaNube

Es una de las plataformas que ha sabido ganarse un lugar entre emprendedores y marcas ya bien posicionadas en su rubro, producto de la eficacia y el buen marketing. Cuenta con una membresía a través de la cual podés acceder a una tienda online en la que ofrecer tus productos y/o servicios. Como ventajas, TiendaNube ofrece configurar los primeros pasos de tu tienda online de un modo muy simple.

Para empezar con el ecommerce y diseñar tu propia tienda, esta es la plataforma indicada. Si no tenés tanto conocimiento en el tema, TiendaNube te permite proyectar de seis a dieciocho meses de ventas y poder trasladarte a otra tienda online para mejorar más aún tus ventas e invertir en una mejor interfaz.

Como contra, los diseños de TiendaNube se parecen todos entre sí. En serio, compará dos marcas diametralmente opuestas construidas en TiendaNube y la primera impresión que te vas a llevar es que “las dos quizás vendan lo mismo”, pero no es así. Por otro lado, las tarifas puede que se eleven bastante de un plan a otro y eso se suma a que, no sólo tiene costo de mantenimiento, sino que hay una comisión por cada transacción. En esta instancia, podemos decir, entonces, que TiendaNube te obliga a sacar muy, pero muy bien tus cuentas de costos y beneficios.

WordPress

En el caso del área de ecommerce de WordPress, posee una simple interfaz para poder configurar tu tienda online a medida, pero requiere tener, como mínimo, conocimientos básicos en el tema. Esto es ideal para quienes tienen algo de presupuesto para invertir en una opción más sofisticada de tienda. Además, si ya sorteaste los primeros niveles en lo que respecta al crecimiento de tu negocio físico y/o digital, es importante decir que WordPress ofrece muchísimas herramientas para configurar el sitio, además de la posibilidad instalarle a tu tienda online algunos plugins que van a simplificar tu tarea como vendedor, pero también la experiencia del usuario y futuro comprador. Sin dudas es una gran opción para potenciar tus ventas, atraer más clientes y poder personalizar el contenido que ofrecés.

Otro plus de WordPress es que te permite trabajar a fondo el SEO del sitio, pudiendo combinar así de una manera muy efectiva contenido de calidad (el tan deseado valor agregado de las marcas) con el catálogo y tienda en sí. Claro, en este escalón ya no es tan fácil que hagas todo con tus propias manos, pero la inversión vale la pena, absolutamente.

A modo de conclusión, te digo que dependiendo de tu presupuesto hay muchas opciones para elegir. Te di las ventajas y desventajas a grandes rasgos de cada una para que tomes las decisiones con más información y solidez, pero si todavía te quedan dudas, me pongo a disposición para que me consultes. Te puedo recomendar a alguien para que juntos creen el e-commerce que tu producto necesita y que tus futuros compradores van a agradecer.

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?