fbpx

Hoy quiero contarte sobre una herramienta que puede ayudarte muchísimo, especialmente si tu empresa o marca está en una etapa inicial, esto te permitirá generar un vínculo solido con tus clientes y aumentar la credibilidad de tu empresa.

¿Qué es social selling?

Es una forma de conectar e interactuar con clientes potenciales. En pocas palabras, esta herramienta (que también recibe el nombre de venta social) es una manera de utilizar las redes sociales para generar ventas. Es decir, para encontrar clientes potenciales o leads. Las redes sociales más usadas para hacer social selling son Twitter y LinkedIn, pero no son las únicas.

¿Qué podemos conseguir haciendo social selling?

Utilizar herramientas para interactuar con los usuarios o clientes a través de las redes sociales (lo que también recibe el nombre de networking social) aumentará no solo las ventas en el mediano y largo plazo, sino que también elevará la credibilidad de tu marca.

Sabemos que las redes sociales se han vuelto una herramienta indispensable para toda marca personal y por eso, saber hacer social selling es importantísimo, porque te permitirá vender a través de las diferentes redes sociales y conectar con personas que les interesan el producto o servicio que tu empresa o emprendimiento tiene para ofrecer.

Algo muy importante que necesito que sepas es que esta no es una estrategia de ventas veloz en donde con 2 o 3 cosas vas a conseguir vender más ¡No! Esto te va a llevar tiempo, esfuerzo y dedicación pero te aseguro que vas a lograr conectarte con tu público objetivo y fidelizarlo por lo que bien vale la pena.

Ahora bien: ¿Cómo se hace social selling?

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS

Te voy a contar, paso a paso, cómo se hace para que esta herramienta potencie tu empresa o marca.

¿Cómo hacer Social Selling?

Vamos a empezar teniendo en cuenta algunas cosas muy importantes:

1.      Optimización de tu perfil en las redes sociales

Es importante que tu perfil de empresa o marca personal esté completo y actualizado. Caso contrario, todos tus esfuerzos no darán los frutos que esperas.

¿Cómo se hace esto?

Actualizando las fotos de perfil profesional, añadiendo alguna descripción de lo que ofrece tu empresa o marca personal. Es importante que esto se haga con cierta postura profesional.

También es importante que hagas enlaces entre tu cuenta de Twitter y el perfil de LinkedIn o cualquier otra red social que utilices a nivel laboral.

En cuanto a LinkedIn, lo mejor es intentar responder a esta pregunta: Esto que voy a contar/añadir ¿es relevante o de importancia para mis clientes? Una vez que puedas responder esto, lo importante es cómo lo contás: yo te sugiero que escribas 3 párrafos de 3 renglones cada uno. Esto se llama “la técnica del 3 x 3” y permite que los lectores no se “cansen” mientras leen sobre tu empresa o marca.

Otro detalle no menor es subir algunas fotos relevantes a tu perfil. Recordá aquello que dice: una imagen vale más que mil palabras.

Además, te puede ser de mucha utilidad unirte a grupos que sean de interés para tus clientes y escribir en la sección de experiencia.

2.      Alertas de social listening

En esto las alertas de Google te pueden ayudar a detectar posibles comportamientos de compra o consumo de tus clientes potenciales. Es como “estar un paso adelante” de lo que pasa. Por ejemplo: si un usuario o consumidor tiene un problema y tu empresa puede darle una solución, estas alertas te permitirán interactuar con ese cliente en el momento en que más lo necesite. Creeme que llegar en el momento indicado y estar en el lugar “virtual” correcto, es algo que te ayudará muchísimo a lograr no solo clientes nuevos sino clientes fieles a tu marca o empresa.

3.      El contenido

Es muy importante que, una vez que tengas cierta cantidad de seguidores, les des contenido de calidad. Esto quiere decir que tus clientes se interesarán por cierto contenido. Es importante darle al cliente lo que busca para que la credibilidad de tu empresa crezca y el vínculo con ellos se fortalezca.

4.      Prestar atención a los comentarios

Que tengas una mirada que atienda a los comentarios de manera periódica, puede evitar grandes desastres o creencias falsas respecto de tu marca o empresa. En síntesis, esto puede evitar (o al menos reaccionar a tiempo) ante comentarios negativos o falsos. En este sentido, te cuento acá más sobre cómo reaccionar y qué hacer frente a este tipo de comentarios.

5.      Compartir historias de éxito

Hay algo que no te comenté en esta ocasión y es que más del 90% de las personas confían en las recomendaciones de sus colegas. Por eso, cuantas más  historias positivas tenga tu empresa o marca, más credibilidad tendrás. Igualmente esto, no hay que hacerlo “a la ligera” o de forma brusca porque puede ser poco creíble para tus clientes.

6.      Atender a los clientes de la manera correcta

Dar respuesta ante las preguntas de tus clientes (por más sencillas, obvias o conflictivas que sean) te dará credibilidad y te ayudará en este lazo de confianza con ellos.

7.      No dejes de ser constante

Es indispensable que seas perseverante. De nada te va a servir si respondes comentarios de tus clientes una semana y luego durante 10 días, no.

8.      Observar el engagement

Este punto es muy importante: mirar cuantos “me gusta” o cuantas veces se comparten las publicaciones entre tus seguidores te dará un “termómetro” para medir cuanto resuenan los contenidos que publicas con tu audiencia. Acá te explica en detalle este aspecto.

9.      Usar un blog como soporte

La manera de crear contenido y que éste sea relevante para tu público es utilizando un blog. En este sentido te puedo decir lo siguiente:

  • Creá contenido relevante para tu público. Para esto sería de utilidad que te unieras a los grupos que sean de interés para tu audiencia. Así vas a poder saber qué les interesa en relación a lo que tu empresa puede ofrecer.
  • El título debe ser atractivo. Aunque parezca obvio, lo primero que atrae a un lector es el título de lo que irá a leer. Si este no es atractivo, tampoco se interesará en leerlo.
  • No hagas discursos de ventas. Si tu audiencia se interesa por algo específico (por ejemplo, el cuidado de los jazmines en épocas de invierno) entonces de nada te servirá que quieras venderle jazmines o pesticidas para jazmines durante todo el contenido publicado. Esto no quiere decir tampoco que no lo sugieras ya que sí le daría valor agregado a lo que busca el cliente en este ejemplo, pero no abuses.
  • Incluye tu postura y conocimientos profesionales. Si tus seguidores o audiencia te siguen, es porque consideran que sos un experto en esa temática específica. Demostrarles que sabes del tema y que tu experiencia avala lo que estás diciendo es sumamente importante.

10. Una vez afianzada la relación, es momento de pasar a otro medio de comunicación

Va a llegar un momento en que te tendrás que correr de las redes sociales y establecer un vínculo con el cliente; sea por mail o por teléfono. Es importante saber reconocer este momento y actuar en consecuencia.

¿Qué cosas no hacer con social selling?

Hay algunas cosas que jamás tenés que hacer. Te cuento cuales son:

  1. Nunca mandes un mensaje de la nada. Siempre tenés que tener un propósito comercial: ayudar a solucionar un problema, dar respuesta a una inquietud, etc.
  2. Personalizar tus mensajes. Esto es sumamente importante porque se perciben diferente para el lector.
  3. No contactes con cuentas no profesionales. En caso que quien te hable primero sea el cliente, entonces lógicamente tendrás que responder, pero evita todo contacto inicial de tu parte.
  4. No desmerezcas las acciones ligeras de social selling. A esto me refiero con retuitear, dar “me gusta” o compartir una publicación, foto o artículo. Estas son consideradas acciones ligeras y son más efectivas que enviar un mensaje o comentario, ya que esto puede sonar algo invasivo.

Breve resumen de cómo trabajar social selling diariamente

En síntesis, según lo que hablamos, te dejo un resumen de todo:

  • Es importante que sepas para qué si y para que no se puede usar social selling.
  • Buscar y hallar contenido de interés para tu audiencia. Luego comparte el mismo en las redes sociales.
  • Revisar quienes han visto tu perfil. Si hay alguno que no se encuentre dentro de tus contactos, entonces enviar una solicitud servirá mucho. Aplica de igual modo para aquellos que hayan conectado con el contenido publicado.
  • Observar quién mira y quién comenta tus publicaciones te dará una pista de qué tipo de cliente es y qué se puede hacer para fidelizarlo aún más.
  • Revisar las alertas y responder a mensajes pendientes.
  • Por último y por todo lo que te conté más arriba, es importante que consideres la ayuda de un Community Manager; para que te muestre qué si y qué no con tus clientes en cada situación particular.