fbpx

Es muy común encontrar variedad de información en la web sobre “cómo vender”, de manera genérica. Y es cierto que buena parte de las estrategias de marketing pueden ser compartidas tanto para productos como para servicios, pero hay otra gran parte que no: se trata de dos mundos muy diferentes. 

Para empezar: la diferencia entre tangible e intangible. Al adquirir un producto, me llevo algo material, que puedo percibir con los cinco sentidos, y que además perdura. En cambio, con los servicios lo que se me ofrece es una experiencia. Ahora bien, ¿el punto en común? siempre, siempre, lo que se compra son beneficios. Y esto tiene que ver con:

La propuesta de valor

Aquí es todo sobre demostrar:

  • Qué te hace único y diferente de tu competencia.
  • Qué problema resolvés en la vida de tus consumidores, qué ventajas les aportas.

Este punto no puede faltar en tu comunicación a la hora de vender tus servicios, y también productos.
Ahora, con esto en claro, veamos cómo vender servicios de forma atractiva:

Persona escribiendo frente a su laptop.

1. Crea un blog

Cuando lo más representativo no son las imágenes -como sería el caso de los productos, de los cuales una foto nos dice todo-, debemos valernos de otros recursos. Uno de los más valiosos son las palabras. Describir de qué se trata tu servicio, por qué es importante, y todas aquellas ventajas que tu cliente obtendrá en cada etapa del proceso, será tu forma de hacerte un lugar en su mente.

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS

Un blog es ideal para esto, porque podrás explayarte más que en redes sociales, e incorporar palabras clave del sector, que lleven tráfico a tu web.

Hombre grabando frente a pantalla y micrófono.

2. Invita a un Webinar

De nuevo, el poder de las palabras. Pero en este caso con la oralidad. Todo el mundo tiende a entregar confianza a quien se presenta como referente en un tema, y ofrece contenido de valor. Además, una charla es justamente un servicio. Por lo que, si lográs que tu audiencia se lleve algo útil de ese momento, estarás demostrando tus habilidades a pequeña escala. Como diciendo “imagina entonces lo que podría ofrecerte si me contratas”.

Y además, te llevarás una base de datos de personas interesadas, con quienes luego podrás aplicar otras estrategias de marketing.

3. Hacé social selling

Tu presencia y conexión con potenciales clientes a través de las redes sociales será otro punto importante a tener en cuenta a la hora de vender tus servicios. A esto se le llama social selling

4. Conseguí prueba social 

Tus clientes satisfechos serán tus mejores vendedores. El boca a boca funciona, porque las personas siempre confiamos más en la opinión de otras personas como nosotros. Así que…conseguí testimonios o reseñas. Si hace falta, podés pedirlos a cambio de un descuento en un próximo servicio, u otro tipo de intercambio.

5. Promocioná un lead-magnet

Es una de las mejores formas de conseguir personas interesadas en tu servicio, ofreciéndoles a cambio algo de valor, casi siempre en formato descargable.

Algunas ideas:

  • Tutoriales o guías.
  • E-books.
  • Plantillas.
  • Clases.

6. Aplicá e-mail marketing

Con algunas de las estrategias que mencioné antes, vas a tener una buena base de datos de leads. ¡Aprovechalos! Lanza campañas por e-mail para captar su atención, y ofrecerles tus servicios.

7. Conecta con tu audiencia, antes de usar la venta directa

Es muy probable que necesites educar a tu audiencia, antes de poder venderle. Porque la información que tengan sobre tu servicio es lo que hará que reconozcan que realmente lo necesitan. Por eso: interactuá en redes sociales, y brindá contenido de valor en diferentes formatos.

8. Crea un embudo de ventas

Esta estrategia de marketing te ayudará a guiar a tus potenciales clientes en un proceso escalonado, donde podrás empezar demostrando lo que sabés, y “regalando” información, hasta que ganas su confianza. Una vez que conseguís estar en su top-of-mind, sin dudas te contactarán para contratar tu servicio cuando lo necesiten. Podés incorporar el retargeting.

9. No todo es vender: optimizá la experiencia de cliente

Ok, supongamos que ya lograste vender tu servicio. Ahora, el modo en que planteas el proceso de brindarlo, también deberá ser parte de tu estrategia de marketing. Porque será la clave para fidelizar ese cliente, y:

  • Conseguir una relación duradera (que vuelva a comprarte).
  • Lograr que te recomiende.

 

Bien, ahora que ya tenés algunas ideas sobre cómo vender tus servicios de forma atractiva, ¿ya estás pensando cómo ponerlas en práctica?

Si necesitás asesoramiento en la creación de una estrategia de marketing para vender tus servicios, puedo ser tu mentor. ¡Escribime!