fbpx

A la hora de digitalizar tu negocio, o vender online, lo primero que necesitas es desarrollar una estrategia de marketing digital. Probablemente eso ya lo sepas, y si no, te recomiendo esta lectura en caso de que lo tuyo sean los servicios, y esta si vendés productos.
Ahora bien, si además llegaste a la conclusión de que necesitas un asesor o mentor para guiar tu plan, y definir objetivos SMART (specific, measurable, attainable, relevant, timely), o diseñar tu funnel de ventas, quiero darte algunos consejos para que puedas elegirlo con criterio.

Pero antes vayamos un poco hacia atrás: el mundo del marketing digital es tan amplio que podés encontrarte frente a un millón de posibles soluciones distintas, que supuestamente “harán crecer tu negocio”. Y realmente, no da lo mismo contratar un servicio que resolverá todo en tu lugar, que un asesor para guiarte y trabajar en conjunto con vos. Entonces, ¿cómo elegir la más apropiada para tu situación actual? 

Algunas pistas para saber cuándo es momento de contratar un asesor o mentor de marketing digital:

  • Querés aumentar tus ventas pero no sabes cómo definir una estrategia de marketing.
  • Estás frente a una crisis de marca.
  • Tenés ganas de aprender, y ver más allá de tus conocimientos.
  • Necesitás una guía profesional para la toma de decisiones.
  • Te interesa involucrarte en la tarea.
  • Identificás tus dificultades actuales, pero no su solución exacta.
  • Buscás ayuda para hacer un análisis panorámico de tu negocio, y mirarlo desde otra perspectiva.
  • Tu objetivo es adquirir herramientas que te permitan luego seguir por tu cuenta, o delegarlo, pero con una mirada propia más informada y profesional.

 

Personalmente, considero que toda persona que lleve adelante su negocio o marca personal, debería en algún momento pasar por un proceso de asesoría de marketing digital. ¿Por qué? Incluso si tu intención es en un futuro delegar al 100% esa área, es importante que te involucres en alguna etapa del proceso. Porque nadie mejor que vos conoce tu marca, sus necesidades, objetivos y presupuestos. Y entonces, al momento de hablar con esa persona a quien delegarás la tarea, podrás hacerlo sobre una base sólida, que conoces bien.

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS

Ahora sí, ¿te decidiste? Entonces te dejo mis consejos sobre qué cualidades tener en cuenta a la hora de elegir un buen asesor o mentor de marketing digital:

1. Que tenga creatividad y estrategia

Antes que nada, un mentor de marketing digital debe tener creatividad y poder “pensar fuera de la caja” para ayudarte a superar los obstáculos que impiden tu crecimiento online, con soluciones que sean efectivas pero también originales.
Y por otro lado, la cualidad infaltable de todo marketer: estrategia. La capacidad de ajustar todos los elementos con los que se cuentan, a un plan que cumpla los objetivos propuestos, ahorrando recursos. Antes de comenzar con las acciones directas, deberá analizar el panorama completo, y luego diseñar el plan de estrategia.

 

2. Formación 

Parece obvio, pero es necesario que la persona que va ayudarte con el marketing digital, tenga suficiente formación en el área como para desenvolverse de manera profesional. Al fin y al cabo, la estarías contratando justamente porque tiene algo que vos no: ese algo es, en gran parte, formación en el tema.
Preguntale, o investiga con quién o dónde estudió. Para esto podés acudir a la red de LinkedIn, donde casi todos los profesionales tenemos esa información a la mano de todo el mundo.

Por supuesto que si se formó específicamente en marketing digital como estudio principal, esto es más que ideal. Pero según mi experiencia, no es requisito que sus estudios de base sean estrictamente de marketing digital.
Muchos marketers de hoy en día comenzaron estudiando carreras afines (vinculadas, por ejemplo, a lo empresarial, económico, publicidad o incluso comunicación); y luego, con la experiencia y especializaciones posteriores encaminaron sus carreras al marketing digital.
Aquello es completamente válido: la formación de base no es el único elemento que define la capacidad de alguien en su carrera profesional. Así que sigamos con lo demás…

 

3. Buen nivel de experiencia

El conocimiento teórico se adquiere con la formación, pero la experiencia se adquiere con la práctica. Puedo confesar que he aprendido lo mismo o más que en la universidad, al momento de trabajar con clientes -acertando, y equivocándome también-.

Así que sí: la experiencia importa, y mucho. ¡Ojo! Con esto no quiero decir que debas buscar a la persona con más trayectoria del mercado. La combinación entre distintas cualidades puede ser variable. Por ejemplo: alguien con mucha formación, pero experiencia moderada podría ser ideal para vos, si se especializa justo en tu sector del mercado. Deberás hacer un balance de todo ello.

 

4. Conocimiento de tu sector

Tal vez sea más valiosa para tu negocio una persona joven, que terminó sus estudios hace poco -o que incluso aún está estudiando-, pero conoce mucho sobre tu mercado, por haber trabajado recientemente con éxito asesorando empresas similares a la tuya; antes que alguien con muchísima trayectoria y formación, pero que se especializa en otro rubro.

 

5. Empatía

Quizá sea esta la cualidad más importante de todas: de nada servirá contratar a la persona con la mejor formación, experiencia, conocimiento, etc., si no es capaz de conectar con vos y realmente escuchar cuáles son tus necesidades, dificultades y objetivos. Porque, sencillamente, esa es la única forma en la que va a poder ayudarte. ¿Una buena señal? que en la primera reunión pregunte sobre vos, más de lo que habla sobre sí mismo/a. Esto indica que necesita conocerte, para elaborar con esa información una propuesta estratégica que se adapte especialmente a tu caso.
Otra de las razones por las que es tan importante la empatía: la tendencia del marketing emocional. Hoy en día es 100% necesario que tu marca incorpore a su estrategia de marketing el factor de conexión emocional que podés generar con tu audiencia. Y en gran parte, de ella depende su fidelización como clientes, y tu éxito como empresa.  

 

Y sobre todo: complemento. Buscá un equilibrio entre todas sus cualidades

Si bien las cualidades que propongo son una guía de lo que no debería faltar a tu próximo asesor o mentor de marketing digital, eso no significa que deba ser “alumno/a 10” en todas las materias. Al final, lo que importa es el complemento: si el porcentaje que “le falta” de experiencia lo tiene en formación, o en actitud empática y proactividad, deberás hacer un balance de todo ello para determinar si es la persona ideal para tu empresa, o no.

 

Algunos tips extra:

  • Intentá tener por lo menos una reunión antes de decidir si trabajar juntos o no. Esta instancia es importante para conocerse, e involucrar el factor humano.
  • Procurá que te envíe por escrito una propuesta de trabajo clara que incluya el diagnóstico que hace sobre tu situación actual, hacia dónde podría llevarte (objetivos), y de qué manera propone lograrlo. Un plan con fechas/plazos y presupuesto definidos será un buen indicador.
  • Analiza varias opciones antes de decidir a quién contratar como tu asesor/a de marketing digital. Siempre es útil poder hacer una comparativa de presupuestos, cualidades, propuestas y formas de trabajo.

Y por último…¿Qué beneficios puede traerte contratar a un asesor o mentor de marketing digital?

  • Te dará un seguimiento 100% personalizado.
  • Aprenderás sobre marketing digital, y esto se convertirá en tu capital, incluso cuando la asesoría haya concluido.
  • Ayudará al aumento de tus ventas, gracias a una estrategia planificada.
  • Expandirás tu negocio: podrás poner en marcha nuevos canales de generación de leads, y nuevas maneras de fidelizar a tu audiencia.
  • Identificarás tus objetivos SMART, y funnel de ventas.

Si estás pensando en contratar un asesor de marketing digital, ¡puedo ayudarte! solo hace falta que me escribas por aquí.