fbpx

Es posible que hayas leído sobre la importancia de utilizar carruseles en tu estrategia de Instagram. Un carrusel es un post que reúne hasta 10 imágenes dentro de la misma publicación, en formato secuencia. Con este tipo de publicación, solo hace falta deslizar hacia la izquierda para “navegar” dentro del pequeño universo que propone el post. 

A esta altura, decir que Instagram es una de las mejores redes sociales para posicionar tu marca personal, es casi una obviedad. 

Entre sus ventajas, además de publicitar tus servicios o productos -y venderlos- está la posibilidad de fidelizar a tu audiencia, generando conexiones de forma orgánica. ¿Cómo? Bueno, me gustaría decirte que hay una receta mágica e infalible, pero estaría mintiendo. 

Sin embargo, sí te traigo algo útil: el famoso carrusel es un formato que está en tendencia y ayuda (¡mucho! chequeado), a cualquier estrategia de marketing digital. Si todavía no lo estás aprovechando al máximo, es hora de hacerlo.

Te cuento por qué y cómo redactarlos. ¿Vamos?

Recibe 5 clases de Marketing Digital GRATIS

Antes que nada, el por qué

¿Por qué hacerlo? Se trata de una de las mejores estrategias para compartir contenido de valor. Dato clave: los carruseles son el formato de Instagram con más interacciones actualmente.

Paradójicamente, vender por Instagram depende en gran parte de nuestra capacidad de generar un vínculo con nuestra audiencia que vaya más allá de la venta. Pensalo desde tu perspectiva: es mucho más probable que vos mismo elijas seguir a cuentas que te brindan algo más que promociones directas. Ese “condimento extra” es tu valor agregado.

¿Esto significa que no es recomendable promocionar productos? Sí lo es. De hecho, podemos (y debemos) promocionar para lograr vender. 

Pero la clave es:
1- Promocionar con creatividad, para que resulte interesante en lugar de invasivo
2- Complementar las promociones con contenido de valor. 

Por eso deberías hacer carruseles. Porque son el formato ideal para este tipo de contenido.

El contenido de valor es todo aquel que aporta información útil a nuestros seguidores. Ya sea porque enseña algo, brinda un dato que no se conocía sobre tu producto/servicio, o dice justo eso que tu público necesitaba leer. Y es una de las llaves para abrir esa puerta que aumentará tu engagement en redes sociales.

Quizá estés pensando: “Ok, Leo. Hasta ahora todo bien con la teoría, pero la pregunta clave es: qué hacer para ganarle al algoritmo y posicionar mi marca en redes sociales”. Y más específicamente ¿cómo escribir carruseles ganadores?. Vamos a eso…

 

1. El contenido: definí qué querés comunicar

Es importante tener en cuenta que no cualquier contenido puede ser un carrusel. Definir el formato ideal para la información que querés comunicar es el primer paso para hacer una publicación exitosa. 

Elegí este formato si la información:

  • Aporta valor. Es útil para tu audiencia.
  • Es suficientemente extensa como para colocarla en varios recortes.
  • Podés numerarla (por ejemplo: “5 ideas para…”).
  • Es un paso a paso.
  • Te permite crear un storytelling (pequeña historia que genere interés).

Y tené en cuenta que:

  • Tus seguidores podrán comentar como en cualquier otra publicación, pero no en una imagen específica del carrusel.
  • No podrás editar el orden de las imágenes una vez subido tu carrusel a Instagram (sí el copywriting y las etiquetas).
  • No es recomendable que uses este formato si no tenés más de 2 imágenes para colocar.

Consejo: hacé una lista de temas que podrían interesarle a tu audiencia y elegí de esos los más jugosos, para incorporarlos a tu plan de redes sociales el próximo mes.

 

2.Dividí la información

Una vez definido el tema de tu carrusel, deberás dividir la información en partes iguales, para que el diseño se vea armónico y legible.

Lo ideal es que cada placa:

  • Tenga la misma (o similar) cantidad de caracteres.
  • Aborde un subtema distinto (un dato, un paso, una idea).
  • Vaya directo a lo importante. ¡No adornes con palabras de más!

Consejo: ayudate con un contador de caracteres online, para asegurarte de dividir la información de forma prolija


3. Cautivá con la primera imagen

La primera imagen es decisiva, porque invita (¡o ahuyenta!) a ese seguidor que queremos sumergir en nuestra historia. 

Si la frase inicial llama la atención, si es atractiva y propone información relevante…sin dudas invitará a deslizar por el post.

Algunas ideas “gancheras”:

  • Usá números: “4 ideas para…”, “5 tendencias para el 2022…”.
  • Brindá info. sobre tu producto/servicio: “Cosas que no conocías sobre…”.
  • Compartí algo que no sepan sobre vos, contá tu historia: “¿Por qué decidí empezar con…?”, “¿Cómo nació mi marca?”.
  • Colocá una pregunta que genere empatía: “¿Cansado de no poder…?”.
  • Hacé un post educativo: “Errores más comunes a la hora de…”.
  • Ofrecé consejos: “Tips sobre…”, “Tutorial para…”, “Paso a paso para conseguir…”.
  • Identificá un problema y resolvelo: “La solución a…”, “Lo que deberías hacer si te cuesta…”.
  • Mostrá tu proceso de trabajo o un antes/después: “Te muestro cómo hago [tu producto/servicio]…”, o “Proceso de re-branding: antes y después”.
  • Aprovechá palabras clave que estén en tendencia en tu nicho, por ejemplo: “¿Por qué hacer marketing de contenidos? 5 razones”

4. A desarrollar… ¿cómo armar el texto?

El momento de hacer que eso que prometiste en la primera imagen, sea real. No hay nada peor que generar una expectativa y luego decepcionar a tus seguidores. Si propusiste una solución, brindala. Si invitaste a leer ideas útiles, hacé que sean realmente útiles. ¡Sé relevante! 

Algunos consejos:

  • Sé breve. Utilizá las palabras justas para decir mucho con pocos caracteres. Poder de síntesis activado.
  • Mantené el mismo formato en todas las placas gráficas. Si el título es una sola palabra, que lo sea en todas. Si es una frase, también. Y si no hay títulos, que el texto ocupe el mismo espacio siempre.
  • Revisá siempre tu ortografía y posibles errores de tipeo. “Etso queda muy poco profecional”, ¿verdad? No queremos dar una mala impresión.
  • Reforzá las palabras con imágenes que las acompañen. La comunicación visual y el diseño son casi tan importantes como la redacción.
  • Sé auténtico/a. Aprovechá para poner tu toque, y expresar tu branding e identidad verbal.

5. Cerrá con broche de oro: el CTA 

Si tu lector llegó hasta el final, significa que captaste su atención, y que está interesado en el tema que propusiste. Es el mejor momento para invitarlo a hacer esa acción que va a aumentar tu tasa de interacción, o acercarte a una venta. Aprovechalo con un Call to Action.

Podés llamar a:

  • Comentar con una consigna creativa.
  • Guardar la publicación.
  • Etiquetar a un amigo.
  • Visitar tu sitio web.

 

Algunos tips extra

  • Que tu carrusel sea parte de un plan de redes sociales. Para que tu cuenta funcione, es importante que publiques con frecuencia, y de acuerdo a determinados objetivos. ¡Improvisar no es efectivo! 
  • Como en toda publicación, tené en cuenta la hora en la que vas a subirla. Hacelo en el momento en que tus seguidores tengan mayor actividad para que llegue a más personas.
  • No te olvides de redactar un buen copy en la descripción del carrusel. Lo ideal es que no repitas lo que ya contás en la secuencia, sino que lo complementes. Agregá un dato que no está presente, explicá por qué estás hablando sobre ese tema, e invitá a deslizar por el post para conocerlo más a fondo.
  • Si no tenés las herramientas para hacer un post de calidad, considerá delegarlo en un equipo profesional.

Ahora que ya sabés por qué y cómo redactar carruseles de Instagram ¡A impulsar tu estrategia en redes sociales!

Si necesitás ayuda o asesoramiento, no dudes en escribirme. Podemos hacer juntos un plan para hacer crecer tu marca personal.